Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 68% de las personas mayores con Alzheimer que realiza actividad física experimentan una mejora en la calidad de vida

El 68 por ciento de las personas mayores con Alzheimer que realiza actividad física experimentan una mejora en la calidad de vida, según ha asegurado la fisioterapeuta de la Unidad Integral de Enfermedades Neurodegenerativas de la Fundación Vianorte-Laguna, María López Bris, con motivo de la celebración del Día Mundial de la enfermedad.
Se trata de una enfermedad que, según los últimos estudios, afecta a más de un millón de personas, si bien cerca del 40 por ciento están sin diagnosticar por la "escasez" de unidades especializadas en demencias y la falta de información de las familias.
"En España, según los últimos estudios de las Asociaciones de Familiares de enfermos de Alzheimer, hay más de un millón de personas que sufre Alzheimer. Cerca de 300.000 se encuentran en la fase leve, y en torno al 45 por ciento está en fase moderada", ha recalcado la neuropsicóloga de la Unidad Integral de Enfermedades Neurodegenerativas de la Fundación Vianorte-Laguna, Gema Mejuto.
RECONOCER LOS PRIMEROS SÍNTOMAS
En este sentido, los expertos han subrayado la importancia de reconocer los primeros síntomas como medio para llevar a cabo un diagnóstico precoz, y en este caso, el papel de la familia es fundamental. Algunos de los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer son la pérdida de memoria repentina, dificultad para aprender cosas nuevas, o la falta de orientación.
Otros de los síntomas más comunes son la pérdida de expresión oral o tener la palabra 'en la punta de la lengua' le ocurre casi al 94 por ciento de los mayores, olvidar los nombres de personas (94%) u olvidar lo que se acaba de decir. "En este aspecto, los profesionales más indicados para poder detectar y diagnosticar la enfermedad son el Neurólogo, el Geriatra, el Neuropsicólogo o el médico de cabecera, por lo que conviene acudir cuanto antes una vez que se han detectado los primeros indicios", ha recalcado Mejuto.
Finalmente, a pesar de que el Alzheimer no tiene cura, los doctores han insistido en que hay actividades que inciden directamente en la mejora de la calidad como, por ejemplo, el ejercicio. De hecho, según ha informado la doctora López Bris, la actividad física moderada también ha demostrado beneficios en personas mayores en otras áreas, como prevención de osteoporosis y fractura de cadera en el 41 por ciento de los mayores que la practican, y beneficios cardiovasculares, metabólicos y del sistema inmunológico.