Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El partido del amigo del rey gana las municipales en Marruecos

El Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), fundado por el íntimo amigo del rey Mohamed VI Fuad Ali El Himma, es virtualmente el vencedor de las elecciones municipales celebradas este viernes en Marruecos, con la práctica totalidad del escrutinio realizado. Según ha informado el Ministerio del Interior marroquí, el PAM ha obtenido hasta el momento 5.429 concejalías, es decir, un 19,7 por ciento de de las 25.367 que ya se han anunciado.
Por contra, el islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD) se perfila como uno de los grandes derrotados de la jornada, con sólo 1.378 cargos (un 4,99 por ciento del total), lo que le dejaría como sexto partido por número de ediles, pese a partir como favorito. Todavía se desconoce el total de votos que ha recibido y el impacto en los núcleos urbanos del PJD, que fue tan sólo el quinto partido en número de candidaturas presentadas.
Tras el PAM se asienta en el segundo lugar el partido nacionalista Istiqlal, del primer ministro marroquí, Abás El Fasi, con 4.829 cargos municipales, es decir, el 17,49 por ciento. A continuación figuran la Agrupación Nacional de Independientes, con 3.777 concejalías (un 13,68 por ciento), la Unión Socialista de Fuerzas Populares, con 2.964 (un 10,74 por ciento), y el Movimiento Popular, con 2.082 (un 7,54 por ciento).
El resultado del partido de El Himma era uno de los principales focos de atención de estos comicios, después de que el PAM decidiese retirar su apoyo al Gobierno y pasar a la oposición, justo antes del comienzo de la campaña electoral. El Himma, compañero de estudios de Mohamed VI, fue nombrado su jefe de gabinete cuando todavía era el príncipe heredero, en 1998 y, tras la muerte del rey Hasán II, pasó a ocupar el cargo de ministro delegado del Interior desde el que ejerció como "hombre fuerte" de la política marroquí.
Una alta participación
La tasa de participación alcanzó este viernes el 51 por ciento, 14 puntos porcentuales por encima de las legislativas de 2007, aunque tres puntos por debajo de las municipales de 2003. "Considerando la tasa de participación registrada a nivel nacional, se ha constatado que ésta ha conocido una mejora en comparación con las últimas elecciones legislativas", ha indicado el ministro del Interior, Chakib Benmusa.
Entre los factores que favorecieron ese incremento, según Benmusa, están la revisión de las listas electorales generales, que ha llevado a un menor número de votantes inscritos que en las legislativas, así como los esfuerzos de movilización del electorado, algo en lo que el ministerio ha hecho especial hincapié.