Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El paro aumenta como principal problema de los españoles

La preocupación de los ciudadanos por el paro ha alcanzado su máximo histórico en el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), ya que se sitúa en un 77,3 por ciento, un punto más que el porcentaje más alto registrado hasta ahora.
El estudio del CIS, correspondiente al pasado mes de mayo, se efectuó entre el 13 y el 21 de mayo antes de la campaña electoral europea, muestra un crecimiento de la preocupación por el paro de casi dos puntos respecto del estudio del mes de abril y de poco más de un punto en comparación con el de marzo, que con un 76,2 por ciento era la cifra más elevada lograda hasta ahora.
Los problemas económicos se sitúan en segundo lugar en las preocupaciones de los ciudadanos con un 48,8 por ciento.
Otros problemas
La inmigración se mantiene en tercer lugar, con un 16,3 por ciento de las respuestas, y el terrorismo sigue en cuarta posición con un 15,5 por ciento.
Y detrás de la vivienda y la seguridad ciudadana, mencionados por un 13 y un 11,4 por ciento respectivamente, emerge la clase política y los partidos, que aparecen citados como un problema del país en el 10 por ciento de los cuestionarios realizados por el CIS.
Sobre la protección de los mayores
Por otra parte, más del 70 por ciento de los españoles considera que las personas mayores que viven solas, los pensionistas y los parados están recibiendo poca o ninguna protección por parte del Estado
En este sentido, la mayoría de los españoles (el 75,3 por ciento) cree que las personas mayores reciben poca o ninguna protección por parte del Estado, y sólo un 17 por ciento considera que están bien atendidos.
La encuesta refleja que un porcentaje similar (el 77,1 por ciento) considera también que los jóvenes están poco protegidos por el Estado. Más de la mitad de los encuestados (el 52,8 por ciento) cree que la protección por parte del Estado se debería dirigir de forma prioritaria a las personas mayores que viven solas, y en segundo lugar hacia los parados.