Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una comisión parlamentaria francesa propone prohibir el 'burka' en espacios públicos

Una comisión parlamentaria francesa ha propuesto en un informe prohibir el 'burka' en las escuelas públicas, hospitales, sistemas de transporte y oficinas gubernamentales, alegando que el velo islámico supone una afrenta a los valores franceses.
"Llevar este tipo de velo supone un desafío a nuestra república. Es inaceptable", indica el informe. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, afirmó el pasado mes de junio que el 'burka' "no es bienvenido en Francia" y es un símbolo de la "sumisión de las mujeres" que no está de acuerdo con los valores centrales de igualdad que defiende la República.
Las encuestas indican que la mayor parte de los votantes franceses apoya una prohibición del 'burka'. Este tipo de velos islámicos es utilizado por la comunidad musulmana, aunque en la práctica, sólo una minoría de los estimados cinco millones de musulmanes del país opta por llevarlo.
La prohibición del 'burka' ha sido una cuestión divisoria entre los diputados franceses. Entre los diputados de la izquierda, algunos indican que prohibir el velo en las instituciones públicas no es suficiente, mientras que otros creen que cualquier tipo de prohibición estigmatizaría la gran comunidad musulmana del país.
Recomendaciones del informe
La comisión encargada de estudiar una posible ley para prohibir el velo entrevistó a diferentes políticos, expertos culturales y educativos, historiadores y expertos en el Islam. El informe recomienda una votación parlamentaria que apoye el rechazo del velo que cubre el cuerpo entero, para demostrar que "toda Francia" rechaza este tipo de vestimenta.
Otra de las recomendaciones es la prohibición del 'burka' en los espacios públicos, lo que conlleva riesgos legales significativos, incluida la posibilidad de que la prohibición pueda chocar con la legislación europea sobre Derechos Humanos. En la práctica, en una institución pública como un hospital, una mujer que lleve este tipo de velo no recibirá tratamiento ni atención si tuviera su rostro cubierto.
Respeto a la comunidad musulmana
Esta comisión también propone programas educativos que reduzcan el fundamentalismo y promuevan los valores republicanos de Francia, así como la creación de una "escuela nacional de estudios islámicos", ayudas directas para la construcción de mezquitas y centros culturales islámicos y la creación de días festivos en todo el país para conmemorar fiestas propias como el Eid, con el objetivo de no estigmatizar ni marginar a toda la comunidad musulmana que reside en Francia.