Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los paramilitares protestantes de Irlanda del Norte confirman su desarme

Los principales grupos lealistas de Irlanda del Norte, la Fuerza de Voluntarios del Ulster (UVF) y la Asociación de Defensa del Ulster (UDA); y el Comando de la Mano Roja (RHC) han anunciado este sábado que inutilizan de forma irreversible sus armas. Un anuncio que se produce cuatro años después de que el Ejército Republicano Irlandés (IRA) se deshiciera de sus arsenales.
Un portavoz de la UVF y el RHC ha asegurado que ambas organizaciones habían destruido "total e irreversiblemente" su arsenal. Por su parte, la UDA ha emitido un comunicado en el que confirmaba que había inutilizado parte de su arsenal ilegal y había iniciado un proceso que culminaría con la destrucción de todo su armamento. Según señalaba el comunicado, "es un gesto valiente y sin precedentes que forma parte de una transición más amplia del conflicto a la paz". El grupo ha recordado que el proceso empezó en otoño de 2008, cuando el Comando Combinado de Leales (a la Corona británica) decidió tomar medidas para propiciar un proceso de desarme.
Tras reuniones con el general canadiense retirado John de Chastelain, jefe de la Comisión Internacional Independiente de Desarme (IICD) y quien supervisó también el desarme del IRA hace cuatro años, se acordó un calendario y se procedió al decomiso de las armas.
Presión del Gobierno
El desarme paramilitar es resultado de la presión ejercida por el Gobierno británico, que fijó el mes de agosto como la fecha límite para que iniciasen el proceso de destrucción de los arsenales.
La cúpula de la UVF ha explicado que se ampara en una amnistía acordada con el Gobierno británico, para "aumentar el establecimiento de un gobierno democrático en esta región del Reino Unido, para eliminar el pretexto de que las armas de los 'leales' son un obstáculo al desarrollo de nuestras comunidades y para aumentar nuestro legado de integridad en el proceso de paz".