Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 011, nuevo número de información sobre tráfico

El servicio 011 será accesible desde todo el territorio nacional y suministrará información actualizada y completa relativa al conjunto del Estado sobre el estado del tráfico, las incidencias de cualquier tipo y las restricciones a la circulación de mercancías peligrosas, vehículos pesados u otras.
El actual número de tráfico y auxilio en carretera, como todos los 900, era gratuito. Sin embargo, a partir del 11 de julio, para utilizar el nuevo 011 habrá que pagar la llamada, aunque el precio tendrá un coste que no podrá superar el correspondiente a una llamada de ámbito nacional.
Es decir, se pagará la llamada, pero no el servicio de información, que seguirá prestando de manera gratuita la DGT. Hasta ahora, Tráfico venía pagando a los operadores de telefonía alrededor de un millón de euros al año para que las llamadas a este número fueran gratuitas para el usuario. Con el nuevo número, Tráfico dejará de pagar el precio de las llamadas, aunque seguirá ofreciendo el servicio gratuitamente.
Junto a este número de información, seguirá operativo el número de emergencia 112, que prestan las Comunidades Autónomas y que es gratuito, ya que los operadores de telefonía se hacen cargo del pago de las llamadas a este número para que no tenga ningún coste al usuario.
La DGT llevaba tiempo demandando que el número de auxilio en la carretera fuera "más corto" y "memorizable", como ocurre en otros países como Estados Unidos. Durante un plazo de tiempo, ambos números de atención, el de nueve cifras, y el nuevo, más corto, convivirán para informar a los personas que llamen del cambio.
La fácil memorización del número 011, unida a la aplicación de un precio similar al de las llamadas nacionales a fijo o a móvil, permitirá a sus prestadores proporcionar un servicio de mejor calidad que redundará en beneficio de los usuarios.