Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos nuevas víctimas elevan a cuatro las muertes por gripe A en España

La gripe A ya se ha llevado a su cuarta víctima mortal en España. Se trata de un hombre de 71 años que ha fallecido en el Hospital Universitario La Paz, en Madrid. El hombre estaba ingresado y falleció como consecuencia de una "reagudización de su enfermedad broncopulmonar y complicaciones derivadas de la gripe A/H1N1".
Este hombre, con antecedentes de Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC), había ingresado en el Hospital de Cantoblanco el 17 de junio por reagudización de su enfermedad y fue trasladado a la UCI del Hospital Universitario La Paz con un cuadro de insuficiencia respiratoria grave que evolucionó hacia una disfunción multiorgánica.
Esta es la cuarta víctima que se conocía minutos después de la tercera, porque esta tarde también ha muerto una mujer nigeriana, de 33 años, residente en Madrid pero que se encontraba de vacaciones en Baleares.
Según la información que la Consejería de Salud y Consumo de las Islas Baleares ha trasladado al Ministerio de Sanidad, la muerte se ha producido como consecuencia de complicaciones derivadas de la nueva gripe. La mujer ingresó en el Hospital Son Llàtzer el pasado 12 de julio, según las mismas fuentes.
Número de casos
El Ministerio ha insistido en que el virus provoca de forma general una gripe leve que responde bien a los tratamientos convencionales "en casi todos los casos".
De los 14.600 casos que se han detectado en Europa, ha habido 17 muertes, con lo que, por el momento, la mortalidad es inferior a la registrada para la gripe estacional, ha precisado Saniad.
Hasta hoy, el número de casos confirmados en España asciende a 1.222.
El Ministerio de Sanidad también ha recordado que la Organización Mundial de la Salud declaró la fase 6 de una pandemia, lo que supone "diseminación, pero no mayor gravedad", por lo que no se recomienda restringir la movilidad de los ciudadanos.
El Sistema Nacional de Salud tiene los sistemas de vigilancia epidemiológica y los dispositivos de atención sanitaria "completamente activados" para asegurar una correcta detección precoz y una adecuada y eficaz atención sanitaria, han afirmado las mismas fuentes.