Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer y un bebé encontrados muertos en un piso de Madrid tras un incendio

Localización de la calle Luis MitjansCallejero.net
Los bomberos han encontrado los cadáveres de una mujer de unos 40 años y un bebé de pocos meses tras sofocar un incendio en un piso del distrito de Retiro, en el centro de Madrid, según han informado fuentes de Emergencias Madrid y de la Jefatura Superior de Policía.
El suceso ha ocurrido sobre las 16:15 horas, cuando se ha recibido una llamada en el 112 que avisaba de un incendio en un piso de la calle Luis Mitjans número 10, por lo que al lugar se han desplazado bomberos del Ayuntamiento de Madrid y efectivos del Samur.
Tras sofocar el incendio, los bomberos han encontrado en el interior del piso, situado en una segunda planta, los cadáveres de una mujer de unos 40 años y de un bebé de unos meses. El Samur sólo ha podido confirmar la muerte de estas dos personas.
La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación y el Grupo V de Homicidios y la Policía Científica se han desplazado a la zona, según ha detallado la Jefatura Superior de Policía, que ha afirmado que por el momento no se descarta ninguna hipótesis.
¿Violencia machista?

Vecinos del entorno han relatado que avisaron a los bomberos al percatarse de que salía humo de una vivienda del número 10 de la calle Luis Mitjans. Poco después encontraban a uno de los ocupantes del piso, identificado como Antonio, alias 'Toni' y pareja de la fallecida, "fumando en un banco situado frente al portal", ha explicado a la agencia a Europa Press Isabel, una vecina de la urbanización. Tras decirle que su piso estaba en llamas se limitó a decir que "no tenía llaves" con una actitud pasiva.
Minutos después llegaba la Policía. Los agentes subieron al hombre a la vivienda siniestrada, donde tuvo que ser asistido por los psicólogos del Samur, siempre según el relato de los vecinos. Comenta Juliana, una de las residentes en la zona, que estaba "desequilibrado y en tratamiento psicológico". Finalmente, según las mismas fuentes, los policías se han llevado camuflado al presunto sospechoso.
Los vecinos del entorno comentaron además que vieron salir el cuerpo ensangrentado de la mujer, que podría haber sido golpeado violentamente por un objeto contundente. El bebé, sin embargo, no tenía signos de agresión, por lo que las primeras especulaciones ciudadanas apuntaban a que el niño podría haber muerto por asfixia. El vecindario coincide en afirmar que el bebé no tendría más de seis meses y que la mujer tenía más hijos.