Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos siete muertos y 91 heridos en el ataque al cuartel de la OTAN en Kabul

Ataque al cuartel de la OTAN en KabulReuters
A solo seis días de las elecciones presidenciales y provinciales, la explosión de un coche bomba deja siete muertos y 91 heridos en Afganistán. El todoterreno, cargado con 500 kilos de explosivos, ha sido colocado por un terrorista suicida y ha estallado junto al cuartel de la Fuerza Internacional de asistencia a la seguridad, la ISAF.
Pero, según el portavoz talibán que se ha atribuido el atentado, el objetivo real era la embajada de Estados Unidos. Entre los heridos hay soldados internacionales. Ningún miembro del personal de la OTAN ha fallecido en el atentado.
La gran explosión ha sido perfectamente audible en la capital afgana y ha dejado una densa nube de humo blanco. Los canales locales han emitido imágenes de los equipos de bomberos y los servicios de rescate esforzándose por apagar el incendio causado por la explosión, entre los bloques de cemento y barreras de seguridad que protegen la zona
En el país hay ahora mismo desplegados unos 1.200 soldados españoles, un tercio de ellos volverán a nuestro país tras los comicios. La ciudad está sometida a una fuerte presencia de las tropas afganas y de la Policía local, que vigila los edificios gubernamentales y controla el acceso a las vías donde tienen sus sedes las embajadas extranjeras.
El día 4 de agosto ya impactaban ocho proyectiles lanzados por supuestos talibanes en Kabul y precisamente este pasado viernes por la noche, la base española en Herat era atacada con siete cohetes que no causaron daños personales a los militares desplegados.