Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 79 muertos y más de 200 heridos en una ola de atentados suicidas y con coche bomba en Irak

Oelada de atentados IrakCNN+/Cuatro
Al menos 79 personas han muerto y más de 200 han resultado heridas en una ola de atentados suicidas, con coche bomba y perpetrados por hombres armados con silenciadores en distintos puntos de Irak, incluidos mercados, una fábrica de coches y puestos de la Policía y el Ejército.
En el incidente más violento, dos suicidas a bordo de coches bomba los han hecho estallar a la entrada de una fábrica de coches cuando los trabajadores terminaban su turno en la localidad de Hilla, 62 kilómetros al sur de Bagdad, según ha informado la oficina regional del Centro Nacional de Prensa. Al menos 35 personas han muerto y otras 136 resultaron heridas, según fuentes médicas y policiales.
Una tercera explosión ha tenido lugar cuando la Policía y los servicios de emergencia se encontraban en la zona, provocando más víctimas. Los familiares de las víctimas, muchos de ellos enfurecidos, irrumpieron en un hospital local para llevarse a los muertos y heridos, según un trabajador sanitario.
Finalmente, funetes policiales daban a conocer la noticia de una nueva bomba en la ciudad de Basora en la que han muerto siete personas y 18 han resultado heridas.
Reacciones ante la formación un gobierno de coalición
"Esto parece una gran campaña por parte de los terroristas, no sólo en Hilla", ha denunciado el gobernador de Babilonia, Salman al Zarqani. Los ataques, según él, son una reacción a los esfuerzos que están haciendo las facciones chiíes para intentar formar una coalición de gobierno tras las elecciones del pasado 7 de marzo.
Previamente, un suicida provisto de un cinturón de explosivos y otro a bordo de un coche han matado a al menos trece personas y han gerido a otras 40 en un mercado en Al Suwayra, 50 kilómetros al sureste de Bagdad, según Majid Askar, un responsable del consejo provincial de Wasit.
Entretanto, al amanecer, hombres armados con silenciadores han matado a al menos siete soldados y policías iraquíes en Bagdad durante ataques a seis puestos de control, mientras que bombas colocadas en otros tres han herido a varios más, según ha informado una fuente del Ministerio del Interior.
Los puestos de control han sido atacados todos aproximadamente a la misma hora, según la fuente. Otros puestos han sido alcanzados posteriormente por hombres armados a bordo de coches. "Este fue un mensaje para nosotros de que pueden atacarnos en diferentes partes de la ciudad al mismo tiempo porque tienen células en todas partes", ha afirmado la fuente.
Ya por la tarde, otras siete personas han muerto y 18 han resultado heridas en la explosión de una nueva bomba en la ciudad de Basora, en el sur de Irak, según una fuente policial. La bomba ha destruido partes de cuatro o cinco edificios y diseminó los cuerpos por las calles.