Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho muertos en un día negro en las carreteras

Este martes se convierte en un día negro en las carreteras tras producirse dos accidentes mortales de tráfico en Murcia y Pontevedra.
En la localidad murciana de Calasparra han fallecido cinco personas tras un accidente de tráfico, producido a las 06.39 horas en el kilómetro 32 de la carretera RM-714, que une los municipios murcianos de Cieza y Calasparra, donde han chocado de forma frontal un turismo de empresa contra una furgoneta.
En el primer vehículo viajaban tres trabajadores de Fortuna que se dirigían a una planta fotovoltaica de Calasparra y, en el segundo, cinco ocupantes que iban a trabajar en las obras de la autovía Alicante-Albacete, a la altura del municipio albaceteño de Almansa.
En el lugar del accidente murieron en el acto tres personas y poco después una cuarta mientras era atendida por los sanitarios. La quinta personas, de 28 años, ha fallecido horas después de ser ingresado en estado crítico en el hospital de Cieza. Otras tres personas han resultado heridas graves.
Tres muertas y una herida en Vilagarcía
Por otra parte, tres mujeres han fallecido este martes y otra ha resultado herida de gravedad en un accidente de tráfico ocurrido en el municipio pontevedrés de Vilagarcía.
El accidente se produjo minutos antes de las 11 de la mañana, cuando un turismo BMW 320 y un todo terreno Nissan Patrol sufrieron una fuerte colisión 'frontolateral' a la altura del kilómetro 7 de la carretera VG-4.3 (un vial nuevo que une la carretera N-640 con la vía rápida de O Salnés), en Vilaxoan, parroquia de Sobrán.
Las dos ocupantes del BMW resultaron fallecidas y, además, quedaron atrapadas en el interior del turismo. Se trata de una mujer de 57 años (vecina de Vilanova de Arousa) y de su hija de 22 años. Esta última era la conductora del vehículo.
En cuanto a las ocupantes del otro turismo, otras dos mujeres resultaron heridas de gravedad, quedando una de ellas también atrapada en el interior del vehículo, por lo que tuvo que ser excarcelada. La otra mujer fue trasladada en una ambulancia medicalizada a un hospital, pero falleció durante el traslado.
La mujer herida grave, conductora del vehículo, es una vecina de A Illa de Arousa de 61 años, que fue trasladada al Hospital do Salnés en estado grave.