Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 112 muertos y casi dos centenares de heridos en Bagdad

Al menos 112 personas han muerto y casi 200 han resultado heridas por la explosión prácticamente simultánea de cinco coches bomba en diferentes puntos de Bagdad.
La primera explosión ha tenido como blanco el Ministerio de Interior en el barrio Bab al Sharqi, en el centro de la capital, la segunda el Parque de Zawraa, en el oeste y la tercera la Universidad de Mustansiriya en el este de la capital.
El cuarto atentado ha ocurrido junto al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, en la calle Palestina, situada también en el este de Bagdad, mientras que el quinto ha sido dirigido contra una patrulla de la policía a su paso por el barrio de Al Dura, en el sur de la capital.
El atentado contra la patrulla policial ha sido perpetrado por un suicida al mando de un vehículo cargado de explosivos.
Según las fuentes, las fuerzas de seguridad han procedido a cerrar numerosas calles de la capital para evitar nuevos ataques.
Estos atentados se producen dos días después de que el Parlamento aprobara una enmienda de la ley electoral que satisfacía a todos los grupos políticos y que allanaba el camino para la celebración de elecciones generales.
Está previsto que el Consejo Presidencial, formado por el presidente iraquí y los dos vicepresidentes, se reúna con representantes de la Comisión Electoral y de la misión de la ONU Irak para fijar la fecha más adecuada para las elecciones parlamentarias de 2010.
Este atentado múltiple es el tercero más sangriento en los últimos meses
El pasado 25 de octubre en un doble atentado cometido en el centro de la capital iraquí contra edificios ministeriales al menos 155 personas perdieron la vida y 500 resultaron heridas.
Dos meses antes, el 19 de agosto, otras 87 personas murieron y más de mil resultaron heridas en varias explosiones contra distintas sedes ministeriales también en el centro de la capital.
El Gobierno iraquí acusó entonces a Al Qaeda y al proscrito partido Baaz del difunto dictador Sadam Husein, de ser los responsables de estos atentados y señaló también al régimen sirio de estar detrás de su organización.