Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cifra de muertes en China por el terremoto asciende a 760 personas

Terremoto en ChinaReuters
Jiabao ha visitado las zonas afectadas de la remota prefectura autónoma de Yushu, donde se encuentra Gyeyu y que está habitada mayoritariamente por población de etnia tibetana. Allí ha prometido a los residentes más recursos para las labores de rescate, aunque sus palabras tuvieron que ser traducidas al dialecto local para mejorar la comprensión.
En las tareas de salvamento han contribuido, además de los equipos provinciales y los venidos de otras regiones, los monjes tibetanos, que ayudaron a los supervivientes a buscar a sus fallecidos, que se acumulan en un recinto cubierto. "Muchos de estos cadáveres pertenecen a personas que ya no tienen familia o que no han sido aún reclamados, por lo que nosotros nos tenemos que ocupar de ellos", afirma Lopu, uno de los monjes que se encuentran en Gyeyu.
"Yo diría que hemos recogido mil cadáveres o incluso más. Algunos los encontramos nosotros, y otros no los enviaron", añade Lopu. Y es que muchos de los habitantes de la zona no dan crédito a la cifra oficial de 760 muertos, sino que creen que es mucho mayor.
La cifra de fallecidos no está clara, en parte porque muchas familias retiraron los cadáveres de sus familiares antes de que pudieran ser contabilizados. Según algunas ONG que trabajan sobre el terreno, la cifra total de muertos podría elevarse a mil. En cualquier caso, las autoridades tienen contabilizados 243 desaparecidos, y centenares de heridos de los cuáles 2.000 estarían muy graves.

Por otro lado, las bajas temperaturas nocturnas, cercanas a los cero grados, hacen difícil la supervivencia de los posibles supervivientes que permanezcan atrapados bajo los escombros.