Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La morosidad cierra 2009 en el 5,07 por ciento, la más alta desde 1996

La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros, cooperativas y establecimientos financieros de crédito a particulares y empresas cerró el año en el 5,07 por ciento, el nivel más alto desde mayo de 1996, cuando se situó en el 5,31 por ciento, según datos del Banco de España.
La tasa de diciembre supera en 1,7 puntos la de hace un año (3,37 por ciento), pero incrementa sólo en dos milésimas el nivel de noviembre (5,05 por ciento). La mora, que ha registrado un comportamiento muy desigual durante el año, continuó creciendo, pero su avance mensual se moderó en la última parte del ejercicio.
La tasa crecerá más
El sector asegura que la tasa crecerá hasta mediados de año, coincidiendo con el previsible incremento del desempleo, pero que en el segundo trimestre alcanzará su 'pico' y a partir de ahí comenzará a descender hasta finales de año.
Los establecimientos financieros de crédito (EFC) fueron las entidades que registraron una mayor tasa y cerraron el año en el 10,21 por ciento. A continuación, se situaron las cajas (5,05 por ciento), los bancos (5,01 por ciento) y las cooperativas de crédito (3,76 por ciento).
Excluyendo los EFC, que presentan una morosidad muy elevada, el ratio del sector cerró 2009 en el 4,95 por ciento, frente el 3,28 por ciento de hace un año y el 4,92 por ciento del mes de noviembre.
Los créditos totales alcanzaron en el año los 1,83 billones de euros, un 1,7 por ciento menos que hace un año, mientras que los créditos dudosos se situaron en diciembre en 93.305 millones, casi el doble que en diciembre de 2008 (63.057 millones). Sin los EFC, los créditos totales alcanzaron los 1,79 billones de euros y los dudosos, los 88.770 millones de euros.