Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de un millón de personas se manifiestan contra la sentencia del Estatut

La manifestación pro Estatut celebrada este sábado en Barcelona ha concentrado a 1.100.000 personas, según ha informado la Guardia Urbana. La marcha comenzó pasadas las 18.00 horas en el Paseo de Gracia con Diagonal y ha avanzado muy lentamente por la gran afluencia de gente que ha acudido a la marcha.
Miles de banderas catalanas, 'estelades', banderas independentistas, y pancartas han copado el centro de Barcelona con motivo de la manifestación de protesta por el recorte del Estatut en manos del Tribunal Constitucional.
Una "senyera" gigante
La manifestación ha estado encabezada por una 'senyera' de 250 metros cuadrados portada por ciudadanos anónimos y, en su cabecera, por el presidente catalán, José Montilla, el presidente del Parlament, Ernest Benach, y los ex presidentes Jordi Pujol, Pasqual Maragall, Joan Rigol y Heribert Barrera, éste último, nonagenario, ayudado por una muleta.
Poco antes de las 19.30 horas, los manifestantes avanzaban muy lentamente por el Paseo de Gràcia entre miles de pancartas que rezan emblemas como 'Som una Nació' (Somos una Nación), Independència' (Independencia), mientras muchos también caminaban proclamando gritos de independencia.
También se han podido leer pancartas que dicen: 'TC, Tribunal franquista'; 'Nuestra sentencia es la independencia'; 'Nos roban 60 millones de euros al día'; 'Catalonia, next state Europe'; 'Independencia=Necesidad'; y 'Adiós España'.
El calor también protagonista
La cabecera, liderada por seis presidentes, ha avanzado muy lentamente por la gran afluencia de ciudadanos que se han colocado delante. El calor también ha sido protagonista e incluso el jefe del Gobierno catalán, José Montilla, se ha quitado la americana.