Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos militares muertos en un asalto contra una base militar al norte de Belfast

Atentado en BelfastREUTERS
Al menos dos militares murieron y otras cuatro personas resultaron heridas de gravedad como consecuencia de un asalto en una base del Ejército al norte de Belfast
Dos de los heridos eran civiles y los otros dos militares, todos varones, y han sido trasladados en graves condiciones a un hospital.
El incidente tuvo lugar en el condado de Antrim, a unos 25 kilómetros al norte de Belfast a las 22.40 hora española. La Policía de Irlanda del Norte va a llevar a cabo la investigación "ya que es un delito en territorio norirlandés", señalaron las mismas fuentes.
Un portavoz del ministerio de Defensa, en declaraciones a la BBC calificó el tiroteo como "planeado". Se cree que se han producido dos largas rafagas de disparos separadas por un breve intervalo de tiempo. En estos momentos se están llevando a cabo operaciones de seguridad en los alrededores y se ha sellado la entrada y la salida del campamento militar, en el que se aloja el 38 Regimiento de Ingeniería del Ejército.
Además, un testigo que vive a pocos metros de la base señaló a la cadena británica que el ruido producido era similar al de fuegos artificiales. "Escuché nuevos disparos de nuevo, fueron más que anteriormente, quizá entre diez y veinte", aseguró. "Entonces las sirenas de los barracones saltaron y se comenzaron a escuchar sirenas de Policía y ambulancias, al menos había seis ambulancias", añadió.
Hasta el momento se desconoce la autoría del asalto, que se produce después de que el pasado viernes el comisario jefe del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI, en sus siglas en inglés), Hugh Orde, ordenase el apoyo de un dispositivo de Londres tras constatar un incremento de la actividad de los paramilitares que ha llevado al MI5 británico, responsable de recabar información en la materia, a elevar el nivel de alerta a la categoría de "severo", que significa que un atentado es "altamente probable".