Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ya son 24 milicianos muertos en los ataques a dos bases de EEUU en Afganistán

A los insurgentes fallecidos hay que añadir otros dos civiles muertos y cinco personas heridas, tres de ellas agentes de Policía, según han informado fuentes oficiales locales. Durante las últimas horas, la OTAN ha revelado más detalles del enfrentamiento, a gran escala, que comenzó en torno a las 01.30 horas de esta madrugada cuando los talibán asaltaron las bases, con armas ligeras y granadas autopropulsadas, y fueron respondidos primero en tierra y luego con la presencia de apoyo aéreo aliado.
Los grupos de asaltantes estaban conformados por al menos 30 insurgentes, algunos de ellos con explosivos instalados en su cuerpo, quienes atacaron la Base Chapman, un asalto en el que murieron seis insurgentes, y la Base de Operaciones Avanzadas Salerno, donde fallecieron otros 15, según ha explicado el portavoz de la Misión de Asistencia para la Seguridad en Afganistán (ISAF), sargento Jason Haag.
Por su parte, Zabihullá Mujahid, portavoz de los talibán, ha confirmado que 30 insurgentes habían atacado la base. Iban armados con cohetes y ametralladoras y entre ellos había unos pocos con explosivos instalados en su cuerpo, según ha asegurado Mujahid en una conversación telefónica desde una localización secreta.
El jefe de Policía de Jost, Abdul Hakim Ishaaqzai, ha informado por su parte que los cuerpos sin vida de 14 insurgentes habían sido hallados cerca de las bases, junto con dos vehículos cargados de munición y explosivos. Al menos cinco milicianos han sido capturados.
A pesar de la presencia de al menos 150.000 tropas extranjeras, la violencia en Afganistán se encuentra en su peor momento desde que los talibán fueron derrocados en la invasión estadounidense del país, en el año 2001.
Más de 2.000 soldados han fallecido desde el comienzo del conflicto. Cientos de civiles han muerto en los enfrentamientos entre la coalición internacional y los talibán, siendo el 31 por ciento de las víctimas en el país en los primeros seis meses del presente año, según un informe de Naciones Unidas.
Mueren dos contratistas por error
La ISAF ha informado de que sus tropas habían matado por error a dos contratistas de seguridad privada en la provincia de Wardak, al oeste de Kabul.
El incidente ocurrió el viernes, cuando un coche se aproximó a la patrullo a gran velocidad en una autopista en el distrito de Maidan Shahr de Wardak. Los pasajeros del coche fueron vistos disparando desde el interior del vehículo, señaló la ISAF en un comunicado. La patrulla entonces abrió fuego contra el automóvil, matando a dos de los pasajeros, que más tarde fueron identificados como contratistas.
"Creemos que los contratistas estaban devolviendo el fuego contra los mismos insurgentes que habían atacado previamente a un vehículo de la coalición, y habían incrementado su velocidad para perder el contacto con ellos", ha explicado la ISAF.