Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Amnistía fiscal o regularización?

Tres veces han sonado en boca de la vicepresidenta las dos palabras que el PP se ha negado en pronunciar en las últimas semanas:  amnistía fiscal.  “Llámelo como quiera”, ha dicho, la clave –en su opinión- es que no sean opacas.  Con ese adjetivo –opacas-se ha referido a las dos amnistías que promovió Felipe González, y que respetaron el anonimato de los contribuyentes. En 1984, los famosos “pagarés Boyer”, permitieron aflorar más de 18.000 euros de dinero oculto durante la Dictadura.  En 1991, con Carlos Solchaga al frente, afloraron 10.367 millones de euros en otra amnistía que permitió canjear pagarés del Tesoro por deuda pública o por declaraciones complementarias.