Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Resurrección sobre el cometa

Han sido 85 segundos.  Ni siquiera un minuto y medio ha permanecido despierto el módulo Philae.  Llevaba siete meses hibernando, desde que –pocos días después de posarse sobre el cometa 67P- se perdió la conexión con la sonda Rosseta y con la E.S.A.  Ahora, ha vuelto a emitir señales. Sus baterías disponen de 24 vatios de potencia, con los que ha podido arrancar el ordenador. ¿Por qué se reactiva ahora?  Cuando se posó sobre el cometa, la distancia al sol era de 450 millones de kilómetros;  ahora, su órbita lo ha dejado a 205 millones de kilómetros. La horas de luz que recibe se han duplicado