Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mediterráneo: tumba de inmigrantes, vergüenza de europeos

Giovanni Abbate trabaja sobre el terreno, en Sicilia, para la Organización Internacional de las Migraciones. Atiende a los inmigrantes que llegan, casi siempre desde Libia, a la isla italiana. Y este 2015 está teniendo más trabajo que nunca. Cada día llegan a las costas italianas entre 500 y 1.000 inmigrantes. Muchos ni siquiera consiguen llegar a tierra.