Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia se la juega en la prórroga

Grecia se juega 14.600 millones de euros en préstamos de la UE, bonos del BCE  y fondos para recapitalizar la banca.  Si no recibe esa inyección, podría subsistir sin grandes problemas hasta agosto, pero se vería obligado a recurrir al fondo de emergencia del Banco Central griego y ver cómo aumenta la fuga de depósitos bancarios, que ya asciende a 2.000 millones de euros semanales.  Además, en agosto, afronta el pago de 12.000 millones de euros por vencimiento de deuda con el FMI y el regulador europeo.