Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mercado inmobiliario experimenta una tímida reactivación

El número de hipotecas constituidas en noviembre pasado fue de 52.043, subió por tanto un 1,8 por ciento respecto a hace un año, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). No obstante, hay que tener en cuenta que acumula una caída del 23,2 por ciento en los once primeros meses de 2009.
En cualquier caso, es la primera vez en dos años que sube el número de hipotecas registradas y desde enero de 2008, las caídas interanuales han sido del 20 por ciento.
El total de las hipotecas sobre cualquier tipo de finca rústica o urbana constituidas en noviembre fue de 83.532, el 3,7 por ciento menos que un año antes, mientras que el capital total prestado bajó el 6,5 por ciento (11.331,7 millones) y el importe medio cayó el 9,9 por ciento (135.657 euros).
Las cajas de ahorro fueron las que concedieron la mayoría de las hipotecas (52,2 por ciento), seguidas de los bancos (36,6 por ciento) y otras entidades financieras (10,9 por ciento).
Cae el importe prestado
El importe medio de las hipotecas bajó en noviembre un 11,7 por ciento respecto a un año antes, hasta los 115.500 euros.
El capital prestado por las entidades superó los 6.000 millones de euros, lo que supone un repunte mensual del 0,7 por ciento, pero una caída interanual del 10 por ciento.
Por otra parte, el tipo de interés medio de las cajas fue del 4,25 por ciento y el plazo medio de 23 años, mientras que en los bancos, el tipo medio fue del 4,03 por ciento y el plazo medio de 21 años.
El interés variable sigue siendo el preferido en el 95,2 por ciento de las hipotecas, frente al 4,8 por ciento de tipo fijo, y entre los primeros, el euríbor fue la referencia que se utilizó en el 88,7 por ciento de los contratos.
Las comunidades autónomas con el importe medio hipotecado mayor fueron Cataluña (179.984 euros) y la Comunidad de Madrid (179.959 euros).