Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Lo mejor de tener un hermano así es que siempre tienes con quien hablar"

Stefan y Tyler Delp han pasado toda su vida juntos, sin separarse un instante, aunque nunca se han visto las caras, salvo en el espejo. Son gemelos siameses unidos por la cabeza.
Estos hermanos del sur de Jersey siempre se han protegido de los medios de comunicación. Ahora, han concedido su primera entrevista. Stefan y Tyler han explicado como han aprendido a vivir, a ser amigos y hermanos, a ir a clase o a tocar el violín. "No podría haber sido de otra forma", dice Stefan. "Tyler es mi mejor amigo".
"Lo mejor de tener un hermano con el que está unido físicamente es que siempre tienes un amigo con quien hablar", asegura Tyler.
En su primer entrevista al Philadelphia Inquirer, los hermanos han explicado que uno homosexual y el otro heterosexual.
A Stefan le gusta Jennette McCurdy, una cantante de 18 años, y a Tyler le gusta Steve Forbert, de 54 años. Ambos hermanos tienen una amplia cultura musical. Han dado clases de violín durante 11 años.
Cuando Stefan canta las canciones de Jennette McCurdy su madre siempre asegura que "tiene la mano de Dios en su hombro". "Son brillantes" asegura la madre, Nancy Hoffman-Delp, orgullosa de que cantarán recientemente en el festival de primavera del colegio.
Joe Castellucci, el director de su escuela, considera que ambos tienen un futuro brillante. Además de la música les gusta el cine.
Enla 14 semana de gestación, los médicos les dijeron a los padres de Tyler y Stefan, Tim Delp and Nancy Hoffman, que sus hijos venían unidos por la cabeza y que había un 95% de riesgo de muerte. Les plantearon que interrumpieran su embarazo pero se negaron.
Solo uno de cada 2,5 millones de gemelos nacen unidos por la cabeza como Taylor y Stefan, según recoge el diario Daily Mail.