Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La 'marea negra' se extiende a la vez que los problemas a BP

Las posibles soluciones al vertidocuatro.com
"Fue un paso en falso que dimos en un principio", ha sido la respuesta que ha dado el director general de BP al ser preguntado por esta cláusula de renuncia para los pescadores de la que se han hecho numerosos medios locales de Alabama.
"Se trata de un contrato estándar que estamos usando", ha afirmado Tony Hayward, consejero delegado de la compañía, en referencia a un contrato que empleados de BP están ofreciendo a pescadores de Alabama con el fin de contratar a éstos para que con sus embarcaciones realicen tareas de contención de la marea negra. A cambio de ello, los pescadores tienen que comprometerse por escrito a no denunciar a la compañía por las pérdidas económicas que la ola de crudo previsiblemente va a generar.
El fiscal general de Alabama, Troy King, ha declarado que a pesar de que no tenía información de primera mano de esta práctica de BP, sí que había oído que la empresa ha ofrecido a las personas afectadas sumas de hasta 5.000 dólares (unos 3.800 euros) a cambio de no denunciarles.
"Están diciendo que ha sido un error incluir la citada cláusula en los contratos y que ya lo han corregido. Pero persiste la opinión en muchos ciudadanos de Alabama de que BP les estaba ofreciendo 5.000 euros a cambio de que no presentaran denuncias contra ella", ha afirmado King, en cuya opinión dicha suma "no representa demasiado dinero" para muchos ciudadanos del estado que viven cerca de la costa.
Los problemas crecen
Mientras BP trata de escabullirse de su responsabilidad ante los pescadores americanos, los problemas para contener el vertido del crudo continúan. La excavación de un pozo alternativo para contener la marea negra podría llevar unos 90 días, "si tenemos suerte", ha advertido el jefe de los Guardacostas estadounidenses, almirante Thad Allen.
Una operación de este tipo, a unos 5.500 metros de profundidad, es la única solución real para aliviar la presión y tapar el pozo existente, ha reconocido Allen en una conferencia organizada por la Navy League.
Entretanto, se está llevando a cabo un esfuerzo sin precedentes parabombear dispersores de crudo hasta el pozo, en lugar de usarlos solo en la superficie, ha añadido Allen. Por el momento, parece haber conseguido diluir el crudo antes de que llegue a la superficie, precisando que si los análisis posteriores confirman esto, "intentaremos llegar a toda velocidad a la fuente del vertido". Pero, previno, en último término la solución pasa por la construcción de un pozo auxiliar paralelo al existente.