Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mancha en las fiestas de San Sebastián

La tradicional izada de la bandera al ritmo del la marcha de San Sebastián, que ha congregado a miles de donostiarras, ha dado inicio a la fiesta patronal de la ciudad, 24 horas en las que los sones de tambores y barriles se adueñarán de las calles de la capital guipuzcoana.
El alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, vestido de cocinero, ha sido el encargado de izar la enseña donostiarra en la balconada de la biblioteca de la Plaza de la Constitución, que se encontraba repleta de público a pesar de la persistente e intensa lluvia.
A la hora señalada, la plaza aparecía limpia de pancartas, después de que agentes de la Ertzaintza hayan retirado durante la tarde varios carteles en favor de los presos de ETA y con consignas de la izquierda abertzale.
No obstante, varias decenas de simpatizantes de la izquierda abertzale han subido al escenario y han exhibido carteles con fotos de presos de ETA durante la interpretación de las dos primeras marchas.
Desde diez minutos antes de que comenzara la fiesta, los radicales han mostrado los carteles en blanco, con los rostros de los reclusos tapados, pero los han descubierto justo cuando han comenzado a sonar los tambores.
También en ese momento varias personas han subido al escenario una gran pancarta con la leyenda "Amnistía", entre los silbidos de reprobación de gran parte del público, aunque no han llegado a desplegarla porque agentes de la Guardia Urbana de San Sebastián se lo han impedido.
Por estos hechos, la Ertzaintza, que estaba también desplegada en el entorno de la biblioteca, ha identificado al menos a siete personas según ha informado el departamento vasco de Interior.
A partir de ahora, más de 12.600 donostiarras integrados en 107 tamborradas de adultos recorrerán todos los rincones de la ciudad durante 24 horas de forma ininterrumpida al son de los tambores y barriles, mientras que el jueves al mediodía serán los niños los que adquieran el protagonismo en la colorista tamborrada infantil.
Rodolfo Ares, orgulloso de las fiestas
El consejero del Interior, Rodolfo Ares, ha asegurado que ha sido la tamborrada de San Sebastián "más limpia de símbolos radicales y carteles que vulneran la Ley". Aunque señaló que los radicales "siempre buscan subterfugios para estar presentes", asegura que se han levantado atestados contra quienes portaban "pancartas ilegales" para "ponerlos a disposición de la Justicia".
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Ares afirma que, "desgraciadamente, una vez más los radicales abertzales", intentaron "apropiarse de una fiesta tan importante y tan participativa y popular como es la tamborrada".
"Hay que decir que es el primer año en el que las fachadas estaban completamente limpias porque habíamos adoptado medidas preventivas y también medidas para evitar que utilizaran e instrumentalizaran la fiesta", añade.