Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esta madrugada se adelantarán los relojes una hora

Los relojes de la Unión Europea se adelantarán una hora durante la próxima madrugada, de modo que a las 2.00 serán las 3.00 horas, una iniciativa con la que sólo en España se podría ahorrar el 5 por ciento del consumo eléctrico en iluminación, lo que equivale a unos 300 millones de euros, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.
De estos 300 millones de euros, 90 corresponderían el potencial ahorro de los hogares españoles ya que cada uno de ellos reducirá su consumo eléctrico en 6 euros, y los 210 millones de euros restantes a los edificios del sector terciario y a la industria.
Así, el "cambio de hora" es una medida de obligado cumplimiento establecida por una Directiva Comunitaria que afecta a todos los países miembro cuyo objetivo es fomentar un ahorro del consumo energético, para lo que se recomienda seguir ciertos hábitos de consumo como el aprovechamiento de la luz natural, apagar luces innecesarias o utilizar bombillas de bajo consumo, con los que se podrían ahorrar hasta 100 euros anuales por hogar y evitar emisiones contaminantes.
Orígenes del cambio de hora
Esta acción comenzó a generalizarse a partir de 1974 aunque en un principio se fue adoptando de forma desigual. En ese año se produjo la primera crisis del petróleo y entonces, algunos países decidieron adelantar sus relojes para aprovechar mejor la luz del sol y consumir menos electricidad para iluminación. A nivel europeo se aplica como directiva desde 1981 y se renueva cada cuatro años sucesivamente.