Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La niñera de Madeleine relata los momentos posteriores a su desaparición

Maddietelecinco.es

El 3 de mayo se cumplen 10 años de la desaparición de Madeleine Mccann. El suceso se produjo cuando la pequeña se encontraba junto a su familia de vacaciones en un hotel de Praia Da Luz, en Portugal. Ahora, su niñera ha desvelado algunos detalles de lo que sucedió esa noche.

La niñera de Madeleine McCann ha revelado cómo fueron los momentos posteriores a la desaparición de la niña, según recoge 'Mirror'.
Diez años después, nada se sabe del paradero de la pequeña. Los McCann se encontraban de vacaciones en Portugal cuando Madeleine desapareció. La niñera, que no ha desvelado su identidad, ha relatado la desesperación de los padres tras darse cuenta de que la niña no estaba.
La mujer trató de consolar a Kate con la esperanza de que sería encontrada esa misma noche. "La van a encontrar, estas cosas pasan a menudo", dijo. "Kate estaba todo el rato llorando y Garry muy angustiado. Miraba constantemente debajo de los coches, es algo que nunca olvidaré".
La niñera relata que se dio cuenta de la gravedad de la situación cuando les pidieron que empezaran a mirar en los contenedores por si encontraban su cuerpo. También recorrieron las calles de Praia da Luz hasta las cinco de la madrugada.
Además, la mujer ha aprovechado para criticar la actitud de la policía portuguesa. Afirma que su torpeza echó por tierra cualquier posibilidad de encontrar algún rastro de la pequeña o del que se la llevó. "Creo que muchas de las cosas deberían haber sucedido de otra manera. Por desgracia, los hechos fueron terribles".
Tampoco duda en expresar su sorpresa con el hecho de que en ningún momento Garry y Kate fueran considerados sospechosos de la desaparición. Aunque ella los considera inocentes.
"Tengo esperanzas de que aún esté viva. Probablemente sea ingenuo pero podría haber sido llevada con una familia rica que no tuviera hijos", declara. "La única persona que sabe lo que realmente sucedió es la propia Maddie", concluye.