Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La luz subirá al menos un 2,7 por ciento

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio pretende incrementar la tarifa eléctrica en torno a un 2,7 por ciento a partir del próximo 1 de enero, en virtud de la competencia que tiene el Gobierno para revisar las tarifas que pagarán los ciudadanos. Se advierte de que el porcentaje final dependerá del resultado de la subasta entre comercializadoras del próximo 15 de diciembre, que marcará el coste de referencia de la energía.
A través de un comunicado, el Departamento que dirige Miguel Sebastián ha salido al paso de "las informaciones aparecidas en varios medios de comunicación relativas a la próxima revisión del precio de la electricidad del Ministerio están muy alejadas de lo previsto por este Departamento"
Así, las estimaciones realizadas por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio apuntan a que "el resultado de la revisión de la tarifa de último recurso podría representar un incremento de en torno al 2,7 por ciento".
Reacciones de la OCU
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha hecho un llamamiento al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para que la próxima revisión de la tarifa eléctrica, el 1 de enero de 2010, sea acorde a la evolución del IPC. Califica, además, de "aberrante" cualquier subida que supere estos límites, como la del 7 por ciento publicada por diferentes medios de comunicación.
La portavoz de la OCU, Lleana Izverniceanu, considera que una subida de este tipo sería "desproporcionada e inasumible por las tocadas economías domésticas". "No sería de recibo; sería un gran golpe para las economías, que atraviesan una situación complicada", dice.
Además, sostiene que este aumento del recibo de la luz "no guarda relación directa con la evolución de los costes de la electricidad".
Se trata, a su juicio, de una subida "totalmente sin sentido y poco transparente" con la que se intenta "compensar las primas a las renovables y al carbón, y el pretendido y presunto déficit de tarifa, que nosotros cuestionamos", afirma.
Esta subida se sumará, además, a las demás implementadas en 2009, con lo cual "llegaremos a porcentajes de cuidado", precisamente "cuando peor están las economías familiares", ha concluido.