Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las lluvias torrenciales no dan tregua al sur de China

El Centro Nacional de Meteorología chino (NMC) ha advertido que en los próximos dos días seguirán en el sur del país las intensas lluvias que ya han provocado 211 muertos, más de cien desaparecidos, pérdidas económicas directas valoradas en más de 5.100 millones de dólares y más de dos millones de desplazados, según el último balance dado a conocer por las autoridades.
El NMC pronostica que a lo largo de este jueves y viernes proseguirán las lluvias torrenciales en las provincias meridionales de Guizhou, Hunan, Jiangxi, Zhejiang, Fujian, y Guangxi, en las que el número de afectados asciende a 29 millones de personas.
También se prevé que se produzcan intensas lluvias en otras zonas del país, tales como la región autónoma de Xinjiang, situada en el extremo occidental del país; las provincias de Sichuan (centro-oeste), Yunnan (centro-sur) y la región del Tíbet (suroeste).
Sin brotes epidémicos
Por otro lado, el Ministerio de Salud chino ha informado de que por el momento no hay constancia de que se hayan producido brotes epidémicos como consecuencia de las inundaciones.
Las autoridades, sin embargo, enviarán equipos especializados a las seis provincias más afectadas para mejorar la capacidad de respuesta ante epidemias en caso de que éstas lleguen a producirse.
Por su parte, el Ministerio de Salud ha reconocido que las inundaciones han mermado considerablemente los servicios médicos en las zonas afectadas por las inundaciones.
Ya son 44 muertos en Brasil
El balance de víctimas mortales ocasionado por las intensas lluvias y las graves inundaciones registradas en los estados de Alagoas y Pernambuco ha aumentado a 44, tras el hallazgo de otros tres cuerpos en este segundo estado del noroeste del país, donde ya hay quince muertos, mientras que en el primero se mantiene en 29 el número de fallecidos.
Además, hay varios cientos de personas desaparecidas, por lo que se teme que el balance de víctimas seguirá aumentando a medida que avancen las operaciones de búsqueda en las zonas afectadas. Por lo pronto, las autoridades han ordenado que se adelanten las vacaciones escolares con el fin de que los más de 100.000 desplazados puedan ser alojados en los centros educativos.
El Ministerio de Planificación estima que el número de casas destruidas en los dos estados por las lluvias y las inundaciones podría llegar hasta las 50.000, de ahí a que el Gobierno haya adelantado que el primer paquete de ayuda de 100 millones de reales (45 millones de euros) desbloqueados podría ampliarse.

En Pernambuco hay más de 17.800 personas que han buscado cobijo en edificios públicos, mientras que en Alagoas esta cifra asciende hasta las 31.500. Además, sigue habiendo problemas de abastecimiento de agua potable, luz y alimentos.