Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La justicia condena al líder del IRA Auténtico por el atentado de Omagh

Recordatorio de los fallecidos en el atentado de OmaghReuters
Cuatro de los cinco acusados por el atentado de Omagh (1998) han sido hallados responsables "en varios grados" de la acción terrorista y obligados a pagar una suma económica por infligir daños y perjuicios a las familias de las víctimas, según ha dictaminado el Alto Tribunal de Irlanda del Norte.
Michael McKevitt, líder del grupo armado cuando se produjo el atentado, es uno de los condenados. McKevitt está actualmente encarcelado en la República de Irlanda por pertenencia a banda armada.
La multimillonaria demanda civil había sido presentada por el Grupo de Acción de Omagh contra Seamus Daly, Liam Campbell, Michael McKevitt, Seamus McKenna, Colm Murphy y contra la organización terrorista IRA Auténtico, las escisión del Ejército Republicano Irlandés (IRA) autora del atentado.
Casi dos millones de indemnización
El juez instructor, Declan Morgan, ha recordado en su sentencia que los condenados, entre los que se excluyó a McKenna, no pueden ser procesados por acciones delictivas, pues la demanda es de carácter civil y las familias sólo recibirán una indemnización por daños y perjuicios de algo más de 1,8 millones de euros (2,5 millones de dólares).
Este proceso era visto por las víctimas como "la última oportunidad" para llevar a los responsables ante la Justicia, ya que hasta la fecha no hay otros juicios pendientes, ya sean civiles o criminales, por el atentado de Omagh, en el que murieron 29 personas, dos de ellas españolas.
La iniciativa de las familias, según señalan las mismas, es consecuencia directa del fracaso de las autoridades irlandesas y norirlandesas para encontrar, más de diez años después, a los responsables del atentado, el más sangriento en la historia del conflicto en la provincia.
La frustración de las víctimas se acentuó en diciembre de 2007, cuando la Justicia absolvió al norirlandés Sean Gerard Hoey del asesinato de las 29 personas que fallecieron en Omagh, entre otras razones por las irregularidades de las investigaciones de las fuerzas del orden.
En la cárcel por otros delitos
Seamus Daly y Michael McKevitt están actualmente encarcelados en la República de Irlanda por pertenencia al IRA Auténtico, mientras que Murphy fue condenado en enero de 2002 a catorce años de prisión por conspirar en el atentado de Omagh, pero fue puesto en libertad al año siguiente mientras espera la celebración de otro juicio.
Liam Campbell se encuentra ahora bajo custodia policial en Irlanda del Norte a la espera de que se tramite una orden de extradición emitida por las autoridades de Lituania por supuestos delitos de contrabando de armas.
McKevitt fue condenado en agosto de 2002 a veinte años de cárcel por dirigir durante un año las actividades del IRA Auténtico.