Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La joven implicada en un accidente en el que han fallecido tres personas tenía sólo un día de carné

La joven que conducía el coche implicado en un choque frontal en Caldas de Reis (Pontevedra), en el que han fallecido tres personas, tenía el carné de conducir expedido del día anterior (pasado miércoles) y Tráfico apunta a la "falta de pericia" como causa del siniestro en el que otras tres personas resultaron heridas, dos de ellas graves.
El alcalde de Caldas de Reis, el socialista Juan Manuel Rey, ha señalado que tanto la Policía Local como la Guardia Civil apuntan a la "falta de pericia" de la conductora del turismo, que invadió el sentido contrario y colisionó contra la furgoneta, como posible causa del siniestro.
El alcalde ha comentado que en el turismo iban cinco jóvenes estudiantes de la Universidad de Santiago, entre ellos la pareja de la conductora (el propietario del coche), y otros tres universitarios.
Primer accidente moral en ese punto
Con respecto a las víctimas, el alcalde ha señalado que uno de los fallecidos era de Pontevedra y otro de Marín, mientras que el herido más grave procede de Ourense y el menos grave es la pareja de la conductora.
Rey ha resaltado que "es la primera vez" que ocurre un accidente en ese punto, una recta situada en el kilómetro 223,900 de la carretera N-640, donde sobre las 10.50 horas se ha registrado la colisión frontal entre un turismo Peugeot 306 y una furgoneta.
Por ello, el regidor local ha manifestado que no se prevén adoptar nuevas medidas de seguridad vial en la zona, a la espera de conocer las causas exactas del accidente.
En cuanto a los heridos, dos hombres, C.P.P., de 20 años, y M.A.F., de 30 años, fueron trasladados en ambulancia al centro hospitalario de Montecelo, en Pontevedra. Por otro lado, una mujer joven fue evacuada al Hospital Clínico de Santiago de Compostela en helicóptero y en estado muy grave.