Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inversión mundial en energía cae un 8% en 2015, hasta los 1,6 billones

El gasto en el sector eléctrico registra un nuevo récord al alcanzar los 614.000 millones
La inversión mundial en energía cayó un 8% en 2015, hasta los 1,8 billones de dólares (1,6 billones de euros), como consecuencia de un descenso del gasto en la exploración y producción de gas y petróleo, lo que contrarrestó la fuerte inversión realizada en energías renovables, redes eléctricas y eficiencia energética, indicó la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que destacó que el gasto en el sector eléctrico alcanzó un nuevo récord en 2015 al alcanzar los 690.000 millones de dólares (615.000 millones de euros).
En su primer informe detallado sobre la inversión energética, la AIE destacó que China fue el país que destinó mayores recursos a la energía en 2015 con un gasto de 315.000 millones de dólares (280.000 millones de euros) gracias a los esfuerzos del gigante asiático por desarrollar redes eléctricas y de bajas emisiones, así como en la implantación de políticas de eficiencia energética.
La inversión en Estados Unidos, por su parte, cayó en 75.000 millones de dólares (66.800 millones de euros) en 2015 --lo que representa aproximadamente la mitad del descenso mundial--, hasta los 280.000 millones de dólares (252.000 millones de euros) a raíz de los bajos precios del petróleo y la deflación de costes.
Por detrás, se sitúan la Unión Europea (UE) con cerca de 150.000 millones de dólares (135.000 millones de euros) de inversión energética, y Rusia e India, que no llegan a los 100.000 millones de dólares (89.000 millones de euros).
LA INVERSIÓN EN GAS Y PETRÓLEO REPRESENTA EN 46% DEL TOTAL
La inversión en gas y petróleo, a pesar de que el gasto en combustibles fósiles se ha reducido en 200.000 millones de dólares (178.000 millones de euros) en 2015, representa el 46% del total, por delante de las energías renovables (17%), las redes eléctricas (14%), la eficiencia energética, la energía térmica (7%) y el carbón (4%).
No obstante, el gasto en el sector eléctrico registró un nuevo récord al alcanzar los 690.000 millones de dólares (614.000 millones de euros) en 2015, un 37% del total, gracias a la expansión de las energías renovables y las redes eléctricas, a pesar de la ralentización en el crecimiento de la demanda eléctrica.
Además, la AIE ha advertido de que para mantener la seguridad del suministro es "esencial" realizar una inversión "importante" en energía a pesar de que la evolución de la economía sea lenta, ya que la mayor parte del gasto en el sector petrolífero y gasista y el 40% del del sector eléctrico están destinados a la sustitución de equipos envejecidos.
Asimismo, ha destacado que la proliferación del sector servicios en economías desarrolladas como Europa, Japón o Estados Unidos está desligando la relación entre la demanda energética y el Producto Interior Bruto (PIB).