Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En barca por las calles de Avilés

En 15 minutos cayó tanta agua en Gijón o Avilés que se inundaron varias calles del centro. El nivel del agua llegó tan arriba que hizo navegables algunas calles. En Gijón las alcantarillas parecían géiseres: no solamente no eran capaces de tragar el agua que corría por la calzada sino que salía a chorros por ellas. Hoy en ambas ciudades los comerciantes siguen limpiando sus locales y los vecinos recuentan los daños en garajes.