Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La violencia en Irak deja 1.103 muertos en el febrero más sangriento de los últimos años

Un total de 1.103 iraquíes, entre ellos 611 civiles, han fallecido a consecuencia de la violencia registrada el pasado mes de febrero por todo el país, según cifras de la misión de Naciones Unidas en Irak (UNAMI), que además detallan una cifra de heridos alrededor de los 2.280, entre ellos 1.353 civiles.

Estas cifras comprenden 492 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes fallecidos y 927 heridos, según Naciones Unidas, en lo que se trata del febrero más sangriento de los tres últimos años, aunque queda por debajo del pasado mes de enero, que dejó 790 civiles muertos y más de 1.400 heridos.
La provincia más afectada ha sido la de Anbar, caracterizada por ser uno de los epicentros de la lucha contra Estado Islámico, donde han fallecido 372 civiles, entre ellos 23 en Ramadi y 58 en Faluya.
"Los atentados terroristas de Estado Islámico siguen centrándose deliberadamente en la población, por no mencionar los preocupantes informes sobre asesinatos por venganza en zonas donde los yihadistas han resultado expulsados", ha señalado el representante especial de Naciones Unidas para Irak, Nickolay Mladenov.