Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un violador, condenado 16 años después por culpa de su mala memoria: Se dejó la dentadura postiza

Un violador capturado 16 años después al dejarse la dentadura postizatelecinco.es

Un violador de 67 años ha sido declarado culpable 16 años después de una violación que cometió. Thomas Maupin violó a una mujer en 2001 en Memphis, pero solo ahora la Policía ha revisado una prueba que encontró en el lugar del crimen y a la que no había prestado ninguna atención. El hombre olvidó su dentadura postiza, que llevaba inscrito su nombre.

Thomas Maupin tenía 51 años cuando cometió la violación contra una mujer en una zona industrial de Memphis, según ha publicado The Washington Post.
El violador tras cometer su crimen huyó del lugar dejando su dentadura postiza, que fue encontrada por la Policía, después de que la víctima denunciara los hechos.
Los agentes recogieron la prótesis sin prestarle demasiada atención. Si lo hubieran hecho, Maupin, con antecedentes penales por el asesinato de una niña,  hubiera sido descubierto.
Su dentadura postiza había sido realizada en un penal de Washington y como es habitual inscribieron el nombre del recluso.
El pasado verano, la Policía de Memphis ordenó revisar pruebas y evidencias que poseían de casos archivados, no solo el de esta violación.
En la prótesis, aparecía el nombre de Thomas Maupin, pero también restos de su ADN, que fueron constrastados para confirmar que era el violador de un caso archivado de 2001.
Maupin ya estuvo en la cárcel en 1988 cuando mató a una niña de seis años.  Fue condenado a 40 de prisión.
Una serie de errores procesales hicieron que tuviera que repetirse el juicio y esta vez al declararse culpable consiguió que le redujeran la condena a 12 años de cárcel.
Ahora, un tribunal de Memphis lo ha condenado a ocho años de prisión por la violación que cometió en 2001, según ha publicado FoxNews.