Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vicepresidente de Samsung niega haber pagado a la presidenta surcoreana a cambio de tratos preferenciales

El vicepresidente del Grupo Samsung, Jay Y. Lee, ha negado toda relación con el escándalo de abuso de poder y chantaje efectuado por la confidente de la presidenta surcoreana, Park Gyun Hye, a varios conglomerados de empresas nacionales, entre ellos la propia firma electrónica.
Lee comparece este martes junto a otros ocho dirigentes de los llamados 'chaebol', agrupaciones de empresas surcoreanas como Samsung o Hyundai, a los que supuestamente la confidente Choi Soon Sil intentó presionar para que hicieran donaciones a fundaciones sin ánimo de lucro a cambio de recibir un trato preferencial. La presidenta ha sido directamente relacionada con estas actividades ilícitas.
"Sí que recibimos solicitudes de donaciones en ámbitos com la cultura o el deporte pero no recuerdo haber pedido donaciones a la presidenta en un 'quid pro quo'", ha declarado Lee en comentarios recogidos por la agencia de noticias surcoreana Yonhap. "Estoy profundamente avergonzado. Jamás volveremos a involucrarnos en un escándalo político", añadió.
Este escándalo ha sido uno de los más graves de la historia reciente del país. Desde hace semanas, decenas de miles de personas salen regularmente a las calles para exigir la dimisión de la presidenta surcoreana, quien ha aceptado dejar el cargo en abril si se mantiene la presión, y si un grupo de diputados críticos no consigue aprobar antes una moción de censura.