Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vicegobernador de Yakarta pide a los indonesios que acaben con las vigilias por la prisión de 'Ahok'

El vicegobernador saliente de Yakarta y actual gobernador en funciones, Djarot Saiful Hidayat, ha pedido a los indonesios que pongan fin a las vigilias que se están celebrando en la capital de Indonesia en los últimos días para protestar por la condena contra el entonces gobernador, el cristiano Basuki 'Ahok' Tjahaja Purnama, que ha recibido una sentencia a dos años de prisión por blasfemia.
Hidayat ha pedido a los indonesios que respaldan a 'Ahok' que en su lugar, defiendan la apelación de la decisión del tribunal, indicando que las vigilias no cambian veredictos.
"Por favor, dejad de organizar o de ir a este tipo de actos", ha pedido este viernes desde el Ayuntamiento de la capital. "No conseguirán nada bueno", ha agregado, según ha recogido el diario local 'Jakarta Globe'.
El 'número dos' del exgobernador cristiano ha pedido que dejen a 'Ahok' tiempo para concentrarse en la presentación de su apelación ante el Tribunal Supremo. "Por favor, ayudad a 'Ahok'. Nuestro principal objetivo ahora es ese", ha indicado, en referencia al recurso de apelación.
Asimismo, ha subrayado que lo más importante en este momento para la capital no es el destino del exgobernador, sino mantener a la ciudad y a todo el país unidos. "Esto no va sobre 'Ahok'. Esta es una cuestión sobre todos nosotros. ¿Cómo podemos estar unidos y reconstruir nuestro espíritu?", ha preguntado.
Por último, ha reiterado que es una "advertencia" para no dejar que "las cuestiones sobre raza, religión o etnia sean explotadas y aprovechadas por los políticos".
Desde el martes, cuando el entonces gobernador saliente fue declarado culpable y condenado por blasfemia, miles de ciudadanos se han apostado en las plazas de diferentes áreas con velas para celebrar vigilias y mostrar así su rechazo al fallo del tribunal.
'Ahok', que ha defendido desde el inicio su inocencia, generó cierta indignación entre los musulmanes del país después de realizar un comentario sobre algunos versos del Corán durante una visita a Islas Thousand a finales de septiembre.
El gobernador cristiano perdió las elecciones para el Gobierno de la provincia el pasado mes frente a su rival musulmán, Anies Rasyid Baswedan. 'Ahok' sostiene que siempre ha mantenido una relación "armoniosa" con la comunidad musulmana y que está "muy triste" por haber sido acusado de insultar al Islam.
El delito de blasfemia conlleva en el país penas de prisión de hasta cinco años.