Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La guardia costera de EEUU intercepta un submarino casero lleno de droga

Desde el aire observamos como la Guardia Costera de Estados Unidos aborda a esta pequeña embarcación semisumergible construida por los narcos. Puede navegar con casi tres cuartas partes de su casco dentro del agua. Casi imperceptible para el ojo humano por su color y por su tamaño. En su interior, cuatro personas. Pero los tan solo 12 metros de eslora de la embarcación escondían algo más. Hasta ocho toneladas de cocaína, distribuida en los 275 paquetes sellados que incautaron los agentes. Se trata de la mayor incautación llevada a cabo por esta agencia gubernamental.  En pleno Océano Pacífico trasladaron 6 toneladas de un barco a otro. Las otras dos tuvieron que mantenerlas dentro del primero para mantener la estabilidad mientras era remolcado hasta la costa. Durante el operativo, la embarcación semisumergible acabó hundiéndose en el mar a 13.000 pies de profundidad. Las autoridades marítimas dieron esa parte de la carga por perdida.