Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Queman vivos a dos europeos por tráfico de órganos en Madagascar

Una turba de hombres ha quemado vivos a dos europeos, uno de ellos ciudadano francés, en Madagascar por las sospechas de que pudieran ser traficantes de órganos, tras la aparición de un niño muerto en una playa, según ha informado la Policía.

Los dos hombres han sido perseguidos y matados por residentes locales de la isla de Nosy Be, uno de los principales centros de atracción turística de Madagascar.
"Sospechaban que eran traficantes de órganos", ha explicado el jefe de la Policía de Madagascar, Desire Johnson Rakotondratsima.

"Parece que uno de los extranjeros lo admitió frente a residentes locales después de que encontraran el cuerpo de un niño", ha indicado.
La Policía está buscando a un tercer sospechoso de tráfico de órganos que sería malgache.

 Uno de los fallecidos es un francés, según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores galo. Un responsable del Ministerio del Interior francés ha asegurado que el cuerpo del niño habría sufrido la extracción de varios órganos.

 El Ministerio de Asuntos Exteriores francés ya había advertido con anterioridad a sus 700 compatriotas en Madagascar de que evitaran los desplazamientos internos en la isla y solicitó a los ciudadanos que tenían previsto viajar allí que no lo hicieran.

"Confiamos en que las autoridades malgaches arrojen luz sobre las circunstancias exactas de esto y les hemos pedido que tomen medidas para aumentar la seguridad de nuestros nacionales sobre el terreno, dado que Noisy Be es un destino turístico popular", ha afirmado un portavoz del departamento que dirige Laurent Fabius.

 Nosy Be es una isla situada en el extremo noroeste de la principal isla de Madagascar famosa por sus aguas de color turquesa y por sus playas de arena blanca.
Los analistas consideran que los crímenes han aumentado en Magascar desde que el actual presidente, Andry Rajoelina, llegó al poder con un golpe de Estado hace cuatro años.
Cerca del 80 % de las familias malgaches viven por debajo del nivel de la pobreza, una de las tasas más altas de todo el continente africano.