Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos 10 presuntos traficantes en Italia por la muerte de 52 refugiados

Hallados los cadáveres de 50 personas en un barco con 400 refugiados cerca de LibiaReuters

Las autoridades italianas han detenido a diez presuntos traficantes de personas en relación con la muerte de 52 inmigrantes y refugiados asfixiados en el interior de la bodega de un barco rescatado este martes frente a las costas de Libia, según informa 'La Repubblica'.

Los detenidos, de nacionalidad marroquí, libia y siria, formarían parte de la tripulación del barco. El jueves por la noche, durante el desembarco en Palermo de los más de 400 supervivientes, fueron identificados seis mientras que los cuatro restantes han sido identificados gracias a los testimonios de los rescatados.
A los detenidos, además del delito de favorecer la inmigración clandestina, se les imputará por homicidio por la muerte de los 52 inmigrantes.
Por su parte, algunos de los supervivientes, principalmente paquistaníes y subsaharianos, han contado la tragedia vivida a bordo una vez en tierra.
"Nos obligaban a quedarnos ahí abajo en la bodega a la fuerza y amenazándonos con armas. No nos podíamos mover o de lo contrario nos habrían matado. No había aire y en pocas horas más de 50 personas murieron, fue horrible", ha relatado uno de ellos a la agencia Adnkronos. Todos ellos habrían pagado entre 1.000 y 1.200 dólares por la travesía.
Otro de los supervivientes ha contado cómo murieron su hermano y tres amigos. "Salimos de Libia con tantas esperanzas, pero no imaginábamos que en la bodega harían entrar a más de 200 personas", ha afirmado. "No podíamos movernos ni respirar. Mi hermano pidió ayuda pero no le escucharon. Murió a mi lado, sin oxígeno. Ha sido terrible", ha recordado.