Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las torturas siguen ejerciéndose en más de la mitad de los países del mundo

Palizas, descargas eléctricas, ahogamientos o agujas debajo de las uñas. Son algunos de los métodos de torturas más utilizados en pleno siglo XXI. Una práctica atroz que va en aumento en tres cuartas partes del mundo. Treinta años después de la convención contra las torturas de las Naciones Unidas las cicatrices del horror siguen presentes en 142 países. Así lo denuncia Amnistía Internacional en un nuevo informe, en el que alerta de que casi la mitad de la población mundial sigue sin sentirse a salvo de estos abusos. En países como Marruecos, Filipinas, México o Nigeria las torturas están a la orden del día con total impunidad.