Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sospechoso del tiroteo transportaba legalmente el arma en el equipaje facturado

El sospechoso del tiroteo en el Aeropuerto Fort Lauderdale de Florida, Esteban Santiago, eligió premeditadamente este estado del sureste norteamericano para perpetrar el ataque sin que se sepa de ningún incidente previo durante el vuelo o en la recogida de equipajes que pudiera haber motivado esta violencia, ha informado el FBI.

El agente especial del FBI George Piro, responsable de la oficina de la policía federal en Miami, ha explicado en rueda de prensa que Santiago está cooperando con la investigación y que mantuvo una larga conversación de varias horas el viernes con los agentes que trabajan en el caso.
Hasta ahora, los agentes no han encontrado "ningún motivo concreto" para el ataque del viernes o para la elección de ese aeropuerto. "Parece que el tirador actuaba solo, pero la investigación aún está comenzando", ha apuntado en declaraciones desde el propio aeropuerto.
Santiago, de 26 años y veterano de Irak, ha sido trasladado a primera hora de este sábado a la Prisión del Condado de Browal y se le imputarán cargos federales. Este lunes está prevista su comparecencia ante un tribunal federal.
Piro ha explicado que Santiago utilizó una pistola de 9 milímetros que transportaba de forma legal en su equipaje facturado. Cuando lo recogió, poco después del mediodía, abrió fuego en plena zona de recogida de equipaje tras cargar el arma en un lavabo.
El responsable del FBI ha revelado además que pasaron apenas 80 segundos desde que comenzaron los disparos hasta que llegaron los miembros de las fuerzas de seguridad y lograron que Santiago se rindiera.
PISTOLA EN EL EQUIPAJE
"Todo apunta a que siguió los procedimientos de la Administración para la Seguridad en el Transporte" sobre el traslado de armas en equipaje. El tirador no estaba en ninguna lista de prohibición de vuelo.
Los agentes han interrogado ya a casi 200 testigos, han recogido todas las pruebas físicas y han revisado las grabaciones de las cámaras de seguridad, ha indicado Piro. Ahora corresponde a la Fiscalía concretar los cargos que se presentarán, ha añadido. "Seguimos estudiando la posibilidad del terrorismo como posible motivación de este ataque", ha reconocido Piro.
Acompañando a Piro han comparecido el sheriff de Broward, Scott Israel; el gobernador de Florida, Rick Scott, y la congresista Debbie Wasserman Schultz. Israel ha informado por su parte de que hay aún seis heridos, tres de ellos con pronóstico favorable y tres en cuidados intensivos.
Wasserman Schultz ha claificado de "terrible tragedia" lo ocurrido. "Estamos desolados por lo ocurrido en nuestro hogar, a la vuelta de la esquina del paraíso", ha afirmado.