Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un imputado por una bancarrota mata a tres personas en un tribunal de Milán

Tres personas han muerto por el tiroteo desatado en el Palacio de Justicia de Milán, cometido supuestamente por un hombre acusado de bancarrota fraudulenta y que ha sido detenido en una localidad cercana tras una hora y media fugado. El motivo de estos actos: la venganza. "Quería vengarme de quien me ha arruinado", han sido sus palabras a los carabineros cuando le han arrestado. Además hay una cuarta víctima mortal, que podría haber fallecido por causas naturales.

El suceso comenzó en torno a las 11.00 en el interior del complejo judicial. El presunto responsable, Claudio Giardello, de 57 años, se encontraba sentado entre el público de una sala durante el interrogatorio de la Fiscalía a un testigo.

Durante la vista se produjo una disputa y fue cuando el tirador se levantó y comenzó a disparar. El abogado Lorenzo Alberto Claris Appiani, que renunció a representar a Giardello y ahora era testigo, figura entre los fallecidos tras ser alcanzado con un disparo en el corazón.

Los medios también han confirmado la muerte de otro hombre acusado junto a Giardello, Giorgio Erba, y del juez Fernando Ciampi, a quien el agresor mató de dos disparos en su despacho tras abandonar la sala. Otras dos personas han resultado heridas, entre ellas un sobrino de Hierba.
Según los testimonios recabados por 'La Repubblica', el objetivo de los disparos iniciales era el fiscal, Luigi Orsi, pero éste consiguió agacharse a tiempo y alcanzaron a Appiani.

Las autoridades han confirmado también un cuarto fallecido en el interior del tribunal, aunque tratan de esclarecer las circunstancias de su muerte. El diario 'Il Corriere della Sera' ha asegurado que esta cuarta víctima fue hallada en unas escaleras sin heridas de bala y ha apuntado como posible hipótesis del fallecimiento un ataque al corazón.
Detenido

El supuesto autor de los disparos huyó de la zona en moto pero fue detenido en la localidad de Vimercate, a 25 kilómetros de Milán, ha informado en Twitter el ministro del Interior, Angelino Alfano. El "presunto asesino", como lo ha descrito Alfano sin dar nombres, ha sido trasladado a un cuartel local de los Carabineros.

Las autoridades deben esclarecer ahora cómo pudo entrar el tirador con una pistola en el interior del edificio. "Verificaremos si ha habido fallos", ha dicho el ministro de Justicia, Andrea Orlando.

El diario 'La Repubblica' ha señalado que Giardiello habría entrado en el edificio usando un carné de abogado falso y portaba consigo una pistola y dos cargadores, versión que coincide con la ofrecida por 'Il Corriere', que indica que accedió por una entrada reservada a abogados y magistrados, lo que explicaría que el arma no hubiera sido localizada.

Los investigadores creen que Giardiello quería seguir matando y por eso se había dirigido a Vimercate, donde residía un antiguo socio. "Ha actuado con una fría determinación", ha valorado el fiscal de Brescia, Tommaso Bonanno, uno de los que se encargará de la investigación.

El detenido, de 57 años, trabaja en el sector de la construcción y ha sido propietario de varias empresas. En los últimos tiempos atravesaba problemas financieros debido a distintos procesos judiciales en los que estaba inmerso.