Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desesperada, tira a su bebé desde una 10º planta para salvarle de las llamas

Tira a su bebé desde un 10º piso para salvarle del incendio en la torre de LondresReuters

El incendio en la Torre Grenfell de Londres provocó que una madre, desesperada, lanzase a su bebé a la multitud que esperaba fuera del edificio para salvarle de las llamas. Fue un hombre quien consiguió atraparle y quien le llevó a un lugar seguro. De momento, la madre sigue desaparecida.

Los testigos vieron a gente colgando de las ventanas y atando sábanas para escapar. Una testigo ha asegurado que vio a una mujer lanzar a su bebé por la ventana desde una "novena o décima planta" para que le cogiese la gente que estaba fuera del edificio.
Afortunadamente, fue un hombre el que consiguió atraparle y pudo llevarle a un lugar seguro. Samira dijo que "vi a un bebé, su madre estaba en una ventana y hacía gestos con su lenguaje corporal para que alguien atrapase a su bebé".
Los bomberos aconsejaron a la madre que permaneciese en el interior hasta que llegaran hasta ella. De momento no se sabe nada de ella, por lo que creen que podría haber fallecido en el aparatoso incendio, informa Mirror.
Otro hombre utilizó un "paracaídas casero" para saltar, quien asegura que "pude ver a la gente desde todos los ángulos, golpeando y gritando pidiendo ayuda".
Mientras la gente que se encontraba en las inmediaciones de la torre, les tranquilizaban diciendo que habían llamado a los servicios de emergencias.
"Cuanto más miraba hacia arriba, piso a piso, veía a un sinfín de personas. Podía oírlos gritar por sus vidas", decía un testigo.
De momento, la Policía Metropolitana ha confirmado seis muertes y se espera que el número de fallecidos aumente. Un miembro del comité de residentes de Lancaster West dijo que están trabajando con una lista de "posiblemente cientos" de residentes.
El miembro del comité, que no quiso ser nombrado, dijo que "nadie que viviese por encima del piso 21 no ha podido sobrevivir". "Los bomberos les dijeron que se quedaran donde estaban", asegura.
Y añade que "tenemos una lista de personas desaparecidas, es posible que haya más de 50, posiblemente cientos". "Mucha gente aquí está buscando a sus familias".
Mientras tanto, los bomberos y la policía siguen investigando lo ocurrido. Apuntan que los materiales de los que estaba hecho el edificio eran altamente inflamables, algo que se llevaba alertando desde hace un tiempo.