Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El terrorismo yihadista se cobró el 95% de las 142 víctimas que hubo en 2016 en Europa

De los 1.002 detenidos por terrorismo en el continente, 718 fueron por yihadismo
Los actos de terrorismo registrados en Europa durante el año 2016 dejaron un total de 142 muertos de los que 135, el 95 por ciento, fueron en atentados yihadistas, según el informe sobre Situación y Tendencia del Terrorismo en la UE publicado este jueves por Europol.
En total, Europol ha contabilizado 142 atentados fallidos, evitado y perpetrados en el continente, de los que tan solo trece fueron de índole islamista y seis estuvieron relacionados con el grupo terrorista Estado Islámico.
De los trece atentados yihadistas, diez fueron llevados a la práctica: cinco en Francia, entre ellos el atentado de Niza de julio; cuatro en Bélgica, incluidos los atentados de Bruselas; y cuatro en Alemania, incluido el atentado contra el mercado navideño en Berlín. No obstante, la cifra total supone un descenso con respecto a 2015, cuando hubo 17 atentados ejecutados y evitados en total.
Por otra parte, en la UE se llevaron a cabo un total de 1.002 arrestos por terrorismo, de los que la inmensa mayoría fueron por yihadismo. Así, según el informe, un total de 718 personas fueron detenidas bajo la sospecha de delito relacionados con terrorismo yihadista.
El número de detenciones ha aumentado especialmente en Francia, donde se ha pasado de 188 arrestos en 2014 a 429 en 2016, y también en Países Bajos, con 36 arrestos en comparación con los 20 de 2015.
Asimismo, Europol ha constatado que las mujeres están asumiendo un creciente papel operativo en las operaciones de terrorismo yihadista, al igual que menores y adolescentes, como ha quedado demostrado sobre todo en ataques evitados. Así, una de cada cuatro (el 26 por ciento) de todos los arrestados en 2016 fueron mujeres, mientras que en 2015 representaron el 18 por ciento del total.
Por otra parte, según Europol, la cantidad de propaganda difundida por Estado Islámico disminuyó el años pasado debido a una menor producción por parte del grupo terrorista. Tras un pico a mediados de 2015, el número de nuevos vídeos producidos por el grupo que lidera Abu Bakr al Baghdadi ha disminuido lentamente y a partir del segundo semestre de 2016 la frecuencia cayó aún más.
A medida que el volumen de propaganda de Estado Islámico ha disminuido, según Europol, Al Qaeda y sus filiales han intentado aprovechar la situación e incrementar sus esfuerzos para alcanzar a nuevas audiencias.
"Nunca antes la necesidad de compartir información ha sido más evidente que en los dos últimos años, con una forma de ataques terroristas yihadistas sin precedentes en Europa que dejaron 135 víctimas", ha subrayado el director ejecutivo de Europol, Rob Wainwright.
"En contraste con el terrorismo nacionalista y separatista, y la mayoría de las manifestaciones tanto de extremismo violento de extrema-derecha y extrema-izquierda, el terrorismo yihadista tiene un carácter internacional y por tanto requiere una respuesta internacional de las fuerzas del orden transfronteriza", ha añadido.
OTROS ATENTADOS
Del total de 142 atentados contabilizados en 2016, tanto fallidos como ejecutados, el mayor número, 99, fueron obra de extremistas nacionalistas y separatistas. De estos, 76 estuvieron a cargo de grupos republicanos disidentes en Irlanda del Norte.
En este apartado Europol incluye la actividad de ETA. La agencia señala que desde que el grupo terrorista anunció el alto el fuego en octubre de 2011 "sus actividades se han centrado en la propaganda y en controlar el sellado de sus arsenales".
Asimismo, indica que en 2016 se registraron cinco acciones terroristas separatistas de sabotaje en España, frente a las 18 de 2015, que atribuye no solo a la "izquierda abertzale" sino también a grupos disidentes dentro de este movimiento.
Por otra parte, el informe contabiliza 27 ataques por parte de grupos de extrema-izquierda, 16 de ellos en Italia y 5 en España, y constata el aumento que este tipo de acciones viene registrando desde 2014. Según Europol, Italia, Grecia y España son los únicos países de la UE que experimentan ataques terroristas de extrema-izquierda y anarquistas. En total, hubo 31 arrestos en relación con estos grupos, la mayoría en España.
En otro orden de cosas, en el 40 por ciento de los ataques se emplearon explosivos, una cifra muy similar a la registrada en 2015, mientras que el uso de armas de fuego cayó considerablemente desde los 57 ataques de un año antes a los 6 de 2016.
Asimismo, según Europol, casi una tercera parte del millar de detenidos, 291, tenían 25 años o menos y solo uno de cada diez arrestados (el 9 por ciento) era mayor de 40 años.
En lo que se refiere a la financiación de los atentados, Europol considera que el 40 por ciento de los complots terroristas en Europa se financian al menos en parte mediante la delincuencia, especialmente el tráfico de drogas, robos, la venta de falsificaciones o fraudes en préstamos.