Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno eleva a más de 5.800 los muertos por el terremoto

El terremoto de Nepal deja ya más de 5.000 muertosReuters

El balance de muertos por el devastador terremoto de 7,9 en la escala Richter del pasado sábado en Nepal ha superado ya los 5.800, la mitad de los hasta 10.000 fallecidos que podría haber dejado según las previsiones de su primer ministro, Sushil Koirala. Los datos oficiales informan también de daños completos o parciales en más de 200.000 infraestructuras. Los equipos de búsqueda han conseguido rescatar con vida este jueves a un chico de 15 años que llevaba casi cinco días enterrado.

El Centro Nacional de Operaciones de Emergencia, dependiente del Ministerio del Interior nepalí, ha elevado este jueves a 5.844 el balance oficial de fallecidos y a 10.348 el de heridos, según una serie de mensajes difundidos en Twitter.
Las autoridades han confirmado daños completos en 94.744 infraestructuras públicas y parciales en 64.645. Los inmuebles del Gobierno también han sufrido los estragos del seísmo y 10.348 han quedado completamente destruidas.
Según los datos publicados por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), unas 70.000 viviendas han sido destruidas y 530.000 dañadas por el temblor. El Gobierno de Nepal ha reconocido que necesita urgentemente unas 500.000 tiendas de campaña para poder dar cobijo a los millones de damnificados.
Entretanto, las labores de búsqueda y rescate continúan con el tiempo jugando en contra, ya que a medida que pasan las horas las posibilidades de encontrar supervivientes con vida disminuyen, si bien en tragedias similares ha habido casos milagrosos de personas halladas con vida más de una semana después.
A la ya de por sí complicada situación, que tiene superado al Gobierno de Nepal, se ha sumado en las últimas horas la intensa lluvia, lo que complica aún más la delicada búsqueda de supervivientes bajo los escombros a los que han quedado reducidos los edificios en Katmandú y en otras zonas.
El Gobierno nepalí ha movilizado a la práctica mayoría de sus fuerzas de seguridad en la tarea y también está contando con un importante respaldo de sus vecinos de India y China, que han enviado varios equipos de rescate a distintos puntos así como ayuda humanitaria.
"No estáis solos en esta tragedia. Haremos todo lo posible tanto en materia de rescate como de asistencia y ciertamente estaremos ahí cuando reconstruyáis vuestras vidas", ha asegurado este martes el primer ministro indio, Narendra Modi.
Los equipos de búsqueda han conseguido rescatar con vida este jueves a un chico de 15 años que llevaba casi cinco días enterrado. El chico, identificado como Pemba Lama, ha sido rescatado por la Policía nepalí a las 11.50 (hora local) de este jueves de entre los escombros de una casa de huéspedes en Gongabu, en el distrito de Katmandú.
Tercera noche a la intemperie
Miles de nepalíes han pasado su cinco noche a la intemperie tras perder sus casas o por temor que se puedan venir abajo ante las continuas réplicas de distinta intensidad. Muchos están tratando de abandonar Katmandú, pero tanto el aeropuerto como las carreteras están colapsados.
Según informa el portal 'eKantipur', el transporte público en el Valle de Katmandú, la zona más devastada por el seísmo, ha estado interrumpido desde el sábado, lo que obliga a los ciudadanos a caminar grandes distancias ante la falta de vehículos para moverse y ha esperar largas colas.
"La mayoría de nuestros conductores son de los distritos montañosos de Rasuwa, Dhading y Nuwakot que han sufrido graves daños", ha explicado el presidente del sindicato de transportes Bagmati, Bharat Nepal. "Han regresado a su hogares para ayudar en el rescate y la rehabilitación", ha añadido.
Por otra parte, los precios de los vehículos que van hacia el este de Nepal y la región de Terai han subido de forma desorbitada. En el caso de los coches particulares los precios son todavía mayores.
La prioridad: agua, alimentos y medicina
Las ONG coinciden en resaltar que lo prioritario en estos momentos es hacer llegar material de cobijo para aquellos que han perdido sus viviendas o que tienen miedo a regresar a ellas porque han resultado seriamente dañadas por el temblor, el peor vivido en el país desde 1934.
Para paliar esta situación, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha enviado  miles de lonas de plástico así como linternas solares a algunos de los distritos más afectados y a Katmandú, donde se contabilizan ya 900 víctimas mortales.
Las ONG han expresado especial preocupación por los niños afectados, ya que además por las noches sigue haciendo frío y en las últimas horas la intensa lluvia complica la situación. En este sentido, Save the Children ha alertado de que podrían producirse casos de hipotermia entre los menores.