Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete buques de la Armada china se adentran en aguas territoriales de Okinawa

En la imagen embarcaciones taiwanesas en las aguas de las islas Senkaku, motivo de la disputa en Japón y China.Reuters

Siete buques de la Armada de China se han adentrado este martes en aguas de la prefectura japonesa de Okinawa, en el marco de la escalada de tensión regional por la soberanía de las islas Senkaku/Diaoyu, administradas por Tokio y cuya soberanía reivindican Pekín y Taipei.

Según ha informado el Ministerio de Defensa de Japón, los siete buques militares han irrumpido a las 7.00 horas del martes (medianoche del lunes en España) en aguas de la isla de Yonaguni, perteneciente a la prefectura de Okinawa.
Al parecer, los siete buques militares se han mantenido en la zona contigua, aunque muy cerca de las aguas territoriales japonesas, donde en ocasiones anteriores ya se han producido incursiones de barcos chinos y taiwaneses.
Las autoridades japonesas creen que estos mismos buques militares ya estuvieron navegando en torno a las islas de Okinawa y Miyako el pasado 4 de octubre, de acuerdo con la agencia de noticias Kiodo.
En el último mes, decenas de barcos chinos y taiwaneses se han adentrado en aguas de las Senkaku/Diaoyu para reivindicar su soberanía sobre el archipiélago, pero hasta ahora solamente eran embarcaciones civiles (patrulleras y pesqueros).
EL CONFLICTO
La tensión bilateral se disparó el pasado 11 de septiembre, cuando el Gobierno de Japón anunció la compra de tres de las cinco islas que forman el archipiélago a su propietario privado por 2.000 millones de yenes (20 millones de euros), que saldrán de los fondos reservados.
Sin embargo, la disputa territorial se remonta a 1895, cuando Japón se anexionó formalmente las islas para construir una planta procesadora de atún que dio empleo a 200 personas, aunque en 1940 el negocio se desplomó y las islas quedaron desiertas.
Entre 1945 y 1972, el archipiélago permaneció bajo dominación estadounidense, como parte de los acuerdos alcanzados entre Washington y Tokio tras la Segunda Guerra Mundial. Desde la salida estadounidense de las islas, China y Taiwán reclaman su soberanía.
China alega que descubrió el archipiélago en el siglo XIV y, a pesar de las tensas relaciones que mantiene con Taiwán, reconoce que algunas islas pertenecen al territorio como parte de la ciudad de Toucheng, ubicada en el condado de Yilan.
En cambio, Japón asegura que el archipiélago pertenece al completo a la ciudad de Ishigaki, ubicada en la prefectura de Okinawa, y, por tanto, rechaza las reivindicaciones chinas y cualquier acuerdo alcanzado entre Pekín y Taipei.