Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea reconoce que Kim Jong Un tiene "molestias" para justificar sus ausencias

Kim Jong Un, Corea del Norte,Efe

La televisión oficial del régimen norcoreano ha asegurado que el líder del país, Kim Jong Un, está sufriendo "molestias", lo que supone el primer reconocimiento oficial de que el mandatario está enfermo tras las especulaciones surgidas por su ausencia de la escena pública desde hace semanas.

Kim, de 31 años de edad, suele ser la pieza central de la propaganda del régimen y no ha aparecido fotografiado en los medios de comunicación estatales desde que asistió a un concierto con su mujer el pasado 3 de septiembre.
Al joven líder norcoreano se le había visto andando con cojera desde el pasado mes de julio y en un documental emitido por los medios estatales aparece mostrando cierta dificultad para caminar.
"La riqueza y la prosperidad de nuestro socialismo se debe a los concienzudos esfuerzos de nuestro mariscal, que sigue iluminando el camino para el pueblo, como el destello de una llama, a pesar de sufrir molestias", ha explicado el locutor en el documental del régimen.
El documental se ha emitido acompañado por las imágenes de una reunión de la Asamblea Popular Suprema de Corea del Norte en la que Kim no estaba presente. Tras su llegada al poder por la muerte de su padre por un ataque al corazón en 2011, Kim ganó rápidamente peso, según se puede observar en las fotografías mostradas por los medios estatales.
Los expertos en Corea del Norte han especulado con la posibilidad de que el sobrepeso de Kim y los antecedentes de problemas de salud de su padre y abuelo puedan tener relación con sus dolencias.
"Basándome en su forma de andar, parece que tiene gota, algo debido a la dieta y a la predisposición genética que ha afectado a la familia Kim", ha considerado Michael Madden, experto en Corea del Norte y colaborador de la web 38 North.