Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pierde la custodia de sus hijos tras subastar en internet a su bebé por 180.000 euros

Pierde la custodia de sus hijos tras subastar en internet a su bebé por 180.000 eurosGumtree

Una madre de 20 años de edad de la localidad de Bradford, en Reino Unido, ha perdido la custodia de su hijo de 2 años y su menor de solo cuatro meses después de subastar en internet a este último por un valor próximo a los 180.000 euros en el portal de anuncios 'Gumtree'. Tras recibir la denuncia de los hechos, la policía localizó a la mujer y puso a sus hijos en manos de los servicios sociales, quienes llevan el caso.

Una madre de 20 años de edad, residente en Bradford, Reino Unido, ha perdido la custodia de sus dos hijos después de pretender subastar a su bebé de cuatro meses a través del portal de anuncios 'Gumtree' por un valor próximo a los 180.000 euros.
La escabrosa y terrible oferta pronto se hizo popular en la red y varias personas decidieron denunciarla llamando a las autoridades competentes para alertarles de la situación.
De este modo, la policía local rastreó el lugar de donde procedía el anuncio y localizó a la mujer, quien alegó haber publicado dicha subasta en respuesta a un reto, una apuesta previa de la cual ahora dice manifestarse profundamente arrepentida.
"Fue muy estúpido y no debería haberlo hecho pero no pensé que iba a ser tomado tan en serio. Yo amo a mis hijos. Me llenan de felicidad y quiero que ellos sean felices también. Solo fue una broma tonta ", explicó, tal y como recoge Dailymail.
Sin embargo, pese a declararse enfadada por "la estupidez" que había cometido y a pesar de haber alegado ante las autoridades que se encontraba atravesando una depresión postparto, la realidad es que ahora, tanto su pequeño como su otro hijo de dos años se encuentran bajo el cuidado de los servicios sociales y, según declaraciones de la madre, no le permiten hablar ni siquiera por teléfono con ellos, lo cual, asegura, está haciendo su depresión "aún peor".
No obstante, la policía local de Bradford ha explicado que la madre, separada del padre de sus hijos, y cuyo nombre no se ha dado a conocer, no ha sido detenida. El caso ha sido puesto en manos de los propios servicios sociales.