Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un sorpresivo viaje de Uribe a Roma desata los rumores sobre la mediación del Papa entre él y Santos

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe ha revelado este jueves que el Vaticano le ha ofrecido salir de viaje de inmediato para reunirse con el Papa, coincidiendo con la visita del actual mandatario, Juan Manuel Santos, en Roma, lo que ha desatado los rumores sobre una posible mediación del Santo Padre entre ambos líderes.
"A las 10.00 de la mañana de hoy, recibí una llamada del secretario de Estado del Vaticano, monseñor (Pietro) Parolin, para preguntarme si no me habían invitado a una reunión con el Santo Padre mañana. Le dije: 'no, su excelencia, es la primera comunicación que conozco'", ha dicho Uribe en la sesión del Senado.
Uribe ha contado que el Vaticano le ha facilitado un avión privado para llegar a tiempo a la cita con Francisco. "Si no alcanzo a llegar a Roma, no es mala voluntad, es por el tiempo. Voy a hacer todo el esfuerzo", ha asegurado.
Aunque ni Uribe ni su partido político, el Centro Democrático, han dado más información, fuentes del 'uribismo' han revelado a la prensa colombiana que la intención del Papa sería buscar un entendimiento entre el ex presidente y Santos.
Uribe fue el padrino político de Santos. Durante sus gobiernos ejerció de ministro de Defensa y, cuando la Corte Constitucional le impidió aspirar a un tercer mandato en 2010, le designó como su sucesor al frente de la coalición gobernante.
El diálogo iniciado por el Gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2012 dinamitó la relación entre Santos y Uribe. El ex presidente es el principal detractor del acuerdo de paz, hasta el punto de que logró que las partes lo modificaran tras el triunfo del 'no' en el referéndum celebrado el 2 de octubre.
Ambos han apelado a un diálogo nacional para cerrar la brecha que actualmente separa a los partidarios y a los críticos del acuerdo de paz, pero lo cierto es que aún no ha comenzado, mientras en el Congreso avanza la implementación de lo pactado entre el Ejecutivo y la guerrilla.